viernes, 2 de diciembre de 2016

Noviembre pasó


Noviembre pasó y me dejó dos muy buenas noticias:
  • la publicación de un nuevo cuento de ajedrez, hasta la fecha inédito, en el número 125 de la revista Peón de Rey. El relato, titulado Los tableros rojos, escarba en las últimas mesas de los torneos abiertos de mi juego favorito. Que ya está bien de tanto Gran Maestro y de tanto Carlsen, caramba. La base también existe. 
  • la publicación de un relato de temática futbolística en la sección El (des)cuento del número 57 de la revista especializada Panenka. El texto, que lleva por título A pie de campo, gira alrededor de esas entrevistas absurdas que los periodistas deportivos perpetran a los futbolistas al término del tiempo de juego. Y, en él, me he permitido la licencia de incluir una serie de guiños para los seguidores del Júpiter. Porque yo lo valgo. Porque ellos lo valen. 
Noviembre quedó atrás y me dejó esta sonrisa tonta en los labios.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, escritor. ¿Se puede leer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángel. No están en línea. Cuando pase un tiempo prudencial, los colgaré en el blog. No antes, no me vayan a regañar.

      ¡Suerte esta tarde en La Ventana, maestro!

      Eliminar